Audiciones comentadas

audiciones

El Violín en Onda Madrid

el violin en onda madrid audiciones comentadas

Soto Mesa Moratalaz

soto mesa logo

Actividades

Noviembre 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

elviolin-doble-sostenido

 
Ya es oficial: el Ayuntamiento de Madrid publicó ayer en su web las tarifas de las Escuelas de Música y se confirman los peores pronósticos: más de 140€ al mes tendrán que pagar los alumnos que quieran estudiar música en las Escuelas Municipales este curso. Recordemos que esto incluye 20 minutos de clase individual de instrumento, una clase colectiva de Lenguaje Musical (solfeo) y una clase de agrupación a la semana.

Europa Press difundió la noticia, que podéis ver íntegra aquí.

En ella leemos que "El coordinador general de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Martínez Serrano, ha defendido que para hacer "sostenible" la red de escuelas municipales de música ha habido que alterar los precios, de modo que se abone al cien por cien por parte del usuario, una medida que ha considerado necesaria además para cumplir el plan de ajuste.”

Una alteración de los precios del 300% es una señora alteración, debe ser un doble sostenido (chiste para músicos, sin interés para el resto de los mortales y malísimo en cualquier caso).

Pero el coordinador va más allá: “Martínez Serrano ha añadido que, a pesar de la subida, las tarifas "siguen siendo competitivas con respecto a la empresa privada”

Este dato me sorprendió, así que ayer pregunté en una escuela privada muy cercana a una de las escuelas municipales afectadas, y el precio por hora y media semanal de lenguaje y media hora individual de instrumento es de 115€: 40 minutos más de clase individual al mes por 25€ menos...

Creo sinceramente que incluso aquellos a los que no les queda más remedio que defender esta decisión contra viento y marea, saben que se acaba de dar un paso atrás muy grande, retrocediendo en un camino que había costado mucho tiempo y esfuerzo construir, pero también creo sinceramente que no sirve de nada lamentarse y que hay que seguir caminando.

Me gustaría hacer llegar a todos los afectados un mensaje optimista: somos muchos los profesionales de la música que no vamos a permitir que el mundo al que hemos dedicado nuestra vida se venga abajo, y esto incluye la formación de futuros músicos, y de futuros amantes de la música que vayan a los conciertos, que consuman música y que la compartan y la vivan de manera activa.

Las escuelas privadas se van a tener que plantear nuevas opciones, aunque sólo sea de una forma puramente comercial, pues el número de alumnos que van a necesitar un profesor va a aumentar este año y les interesa ofrecer soluciones compatibles con las necesidades que se están creando.

Los profesores particulares son otra opción a tener en cuenta, pues si bien el coste por clase es algo más elevado, la posibilidad de adaptar la frecuencia y duración de las clases hace mucho más fácil encontrar soluciones más económicas.

Los profesores queremos dar clase y los alumnos quieren aprender. Me niego a creer que no haya una solución para que todos cumplamos nuestro sueño: hacer música. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar