Audiciones comentadas

audiciones

El Violín en Onda Madrid

el violin en onda madrid audiciones comentadas

Soto Mesa Moratalaz

soto mesa logo

Actividades

Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Hoy os traigo un vídeo sobre el tercer movimiento del Otoño de Vivaldi. ¿Sabíais que en las Estaciones Vivaldi representa con música alguna actividad propia de cada una de las estaciones del año?

Para recrear el otoño nos presenta, en este tercer movimiento, una jornada de caza que podemos ir siguiendo paso a paso en este vídeo.

Que lo disfrutéis. Espero vuestros comentarios.

musica emocionYa podéis leer un nuevo artículo de Yrene Echeverría en Europea Media: la música como vehículo emocional.

En él se habla de la cualidad que tiene la música de transmitir emociones de una forma mucho más directa que cualquier otro lenguaje, y cómo los compositores emplean esta cualidad para que su música sea la portadora de un mensaje mucho más completo y directo.

Puedes leer el artículo completo aquí.

cellos

Ya podéis leer un nuevo artículo de Yrene Echeverría en Europea News.

En este caso se aborda el tema de la coordinación en una orquesta, y de los elementos que hacen que sea posible.

Hoy os propongo un vídeo que os va a dar mucho que hablar. Se trata de una ilusión auditiva, es decir: lo que estáis escuchando no tiene por qué ser lo que está sonando en realidad.

Escuchad el siguiente vídeo. Vais a oir cuatro intervalos diferentes y tenéis que responder a la siguiente pregunta: el segundo sonido de cada uno de los intervalos ¿asciende o desciende?

Ahora enseñad el vídeo a más personas y hacedles la misma pregunta. Os sorprenderéis al observar que cada uno escucha una cosa diferente.

el arte de escuchar

Vivimos rodeados de sonidos, es algo que no podemos evitar, al menos durante la mayor parte del día.

Todos hemos experimentado alguna vez la necesidad de cerrar los ojos, de descansar la vista por un momento y recuperar fuerzas, pero esto es algo que no podemos hacer tan fácilmente con los sonidos: se cuelan en nuestro cerebro sin pedir permiso y allí permanecen hasta hacernos canturrear una y otra vez durante toda la tarde aquella melodía que escuchamos mientras desayunábamos, y, que, dicho sea de paso, nos parece horrible.